Oriana Rivera Sepulveda

Ir abajo

Oriana Rivera Sepulveda

Mensaje por JOrianaRS el Vie Abr 27, 2018 1:22 pm

Como elaborar una guía de estudio

Para estudiar te basas en distintos materiales: libros, revistas, apuntes de clase; es seguro que al estudiar estos materiales sepas de antemano cuántos y cuáles temas, capítulos o unidades del contenido tienes que revisar, lo cual te sirve para definir los límites de tu estudio, pues te señalan el punto de partida de tu lectura y hasta dónde. Sin embargo, tu estudio puede ser más provechoso si, además de conocer el punto en el cual debes empezar y aquél en el que debes terminar, lo orientas para profundizar y generalizar el aprendizaje que de él obtengas.

Existen varias maneras de orientar y facilitar tu estudio y aprendizaje, una de ellas es la elaboración de tu propia guía de estudio
Al elaborarla:
– Discriminas lo esencial del tema.
– Comprendes lo que lees.
– Reafirmas lo que has aprendido.
– Comparas, confrontas y relacionas los puntos importantes, y generalizas el aprendizaje al aplicarlo en diferentes aspectos y/o situaciones

Una vez hecha la guía:

– Repasar en cualquier momento los temas que te interesan y sólo en los aspectos más importantes.
– Preparar mejor los exámenes.
– Autoevaluarte.

Las preguntas que integran una guía de estudio para el conocimiento teórico deben estar formuladas de tal manera que su respuesta te permita:

El reconocimiento o recuerdo de la información.
La expresión de un mismo contenido en diferentes formas.
La interpretación del significado de alguna información.
La comparación y relación de eventos.

Haz que la forma coincida con la función. Hay diferentes tipos de guías de estudio, cada una con un formato que se adapta a diferentes temas y estilos de aprendizaje. Sin importar qué estés estudiando, existe una guía no solo para cada tema si no también para las necesidades que tengas. Organiza la información de la manera más simple que puedas.
Si aprendes más fácil por métodos visuales, considera usar secciones identificadas con colores en tus guías, o usa un mapa de ideas para dibujar la información y hacer que sea más fácil de acceder a ella.
Si tienes una mente lineal, organiza la información de manera cronológica o alfabéticamente, para poder aprender una cosa en una serie y después seguir con otra.
Si necesitas conectarte con la información de manera emocional para entenderla, organiza tus notas de forma narrativa para poder estudiarlas fácilmente. Traduce conceptos matemáticos a historias con las que te puedas conectar, después organiza tus guías en una pequeña historia que puedas recitar para recordar la aplicación de las fórmulas.
Si puedes memorizar información rápidamente, usa un formato que te ayude a memorizar de forma eficaz, ya sea que te grabes recitando las palabras y definiciones, y después escuches esas grabaciones con tu iPod todo el día o crees tarjetas y las uses durante el día para ver si te las has aprendido.
La determinación de ejemplos de una definición o un concepto.

JOrianaRS

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 26/02/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.